Los Pensamientos Negativos

 

¿Estuvo pensando alguna vez por qué no puede hacer algo o por qué a sus amigos o familia no le funcionan sus proyectos?

¿Acostumbra enfocar su mente en lo que está equivocado y ocupa un tiempo muy pequeño en pensar lo que es correcto o en lo que le va bien?

¿O quizás piensa regularmente en cosas que realmente no importan?

Si dijera sí a cualquiera de las preguntas anteriores entonces usted hace lo que la mayoría de los individuos : llevar mucha basura en su cabeza – así puede llamarse el pensamiento negativo.

La basura en su cabeza son los pensamientos que realmente no lo ayudan. A menudo, éstos son los pensamientos negativos.

¿Por qué guarda esta basura en su cabeza? ¿No preferiría disfrutar el éxito y la felicidad?

Tendría este éxito y felicidad si usted pudiera cambiar sus pensamientos y pudiera crear poderosas certezas que lo catapulten a una vida buena.

Se pueden eliminar esos pensamientos negativos.

Los pensamientos negativos y la basura no sirven a ningún propósito. Después de todo, los pensamientos negativos solamente le hacen percibir lo malo, y le llevarán a menudo a desarrollar creencias derrotistas que crean un estilo de vida negativo.

Los pensamientos sin sentido, del tipo dónde usted se preocupa por ninguna razón, no sirven ningún propósito porque ellos no le ayudan a lograr sus metas y ellos sólo gastan espacio y energía.

Puede usarse ese mismo espacio y energía para tener pensamientos positivos .

En lugar de tener y guardar pensamientos negativos o pensamientos que no sirven a ningún propósito, cambie esos pensamientos.

Cree pensamientos  positivos que le ayuden a lograr sus metas.

Por ejemplo: en lugar de preocuparse por lo que podría salir mal, piense sobre lo que podría ir bien. Piense sobre cómo las cosas pudieran funcionar para usted. Piense sobre cómo puede mejorar su vida, o intente encontrar las soluciones.

Cuando usted dirige a su mente para enfocarse regularmente en las cosas positivas que están sucediendo en su vida, también la dirige  para crear situaciones más positivas y con resultados más positivos.

Si constantemente se enfoca en lo que podría salir mal, siempre creará y atraerá situaciones que no funcionarán.

Si regularmente se enfoca en cómo las cosas pudieran funcionar y si constantemente se concentra en asuntos positivos, atraerá las situaciones y eventos que funcionan para usted y atraerá solo a individuos positivos.

Su mente siempre creará las situaciones y eventos sobre los que usted piensa regularmente. Empiece dirigiendo a su mente para crear la vida que usted quiere - y usted empezará a lograr sus metas más pronto de lo que supone.

¿Cuándo cambiar sus pensamientos?

En cualquier momento del día, cuando tenga un espacio libre observe lo que está pensando. Observe y analice sus pensamientos.

Pregúntese: "Esto que pienso, ¿fortalece la certeza en mí? ¿Me ayuda? ¿Me hace sentirme bien?" Si la respuesta es no, entonces usted tiene que cambiarlo. Y puede cambiar el pensamiento simplemente pensando en el contrario o creando un nuevo pensamiento que le ayude a crear lo que usted quiere.

Por ejemplo: Si usted constantemente está pensando por qué usted no es lo suficientemente feliz o exitoso, o por qué no puede lograr algo, cambie esos pensamientos. Piense sobre por qué usted es lo suficientemente feliz y exitoso y por qué usted puede lograr algo. Al principio puede que necesite hacer un pequeño esfuerzo, pero una vez que empiece a hacerlo, se sentirá más cómodo con el proceso.

Al pensar constantemente que usted puede realizar lo que quiere, empezará a creer que puede lograr esa meta. Apenas empieza a creer que puede hacer algo, su mente se programa y crea las situaciones para ayudarle a lograr esa meta.

Eliminar la basura de su mente tiene un impacto poderoso.

En primer lugar se libera de los pensamientos negativos que conducen al fracaso y a la tristeza.

Al mismo tiempo usted empieza creando pensamientos positivos que le llevan a un estilo de vida positivo dónde comienza a lograr sus metas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOGRA TUS SUEÑOS

 

 

 

¿Tienes todavía sueños? ¿Sigues interesado en hacerlos realidad? Empieza anotando tus sueños. No juzgues si son posibles de realizar o no, simplemente escribe lo que se te venga a  tu mente. ¡La mente puede lograr lo que concibe!

 Durante el curso de la vida muchos individuos olvidan sus grandes sueños que tenían cuando eran jóvenes. ¿Por qué la mayoría llega a una etapa en que hace las cosas más por obligación que por motivación?

La razón principal es que los individuos suelen programarse para la mediocridad. La educación tradicional no se enseña, por ejemplo, cómo desarrollar plenamente nuestras capacidades, no se enseña a utilizar el poder de la mente, ni a adquirir las actitudes apropiadas para triunfar en la vida. Es frecuente que muchos  estudiantes, habiendo tenido buenas calificaciones, fracasen en sus exámenes finales, debido a la tensión nerviosa, a la inseguridad y al no poder recuperar de la mente los contenidos que aprendieron.

Ya en la primera infancia se nos adiestra para masificarnos, para ser un pez más de un cardumen, se nos combate cualquier diferencia que pudiéramos tener con los demás.

Para hacer algo nuevo, tienes que salir de tu zona de comodidad y de rutina. Necesitas un poco de valor para salir de lo conocido, incluso sabiendo que la situación es mediocre o miserable. Como dijo Einstein: “la definición de locura es hacer las mismas cosas una y otra vez, esperando resultados diferentes”.

Para ayudarte a salir de su zona de comodidad,  visualiza lo feliz y realizado que estarás cuando hayas alcanzado tu gran sueño. Destruye tus límites y sueña en 3D (en tercera dimensión).  Visualiza con precisión cada detalle, con tus cinco sentidos, cómo será la vida cuando estés realmente allí. Cierra tus ojos e imagina. Solamente termina cuando puedas verte en tu día perfecto y puedas sentir una amplia sonrisa en tu rostro, sintiéndote feliz y con bienestar. Ahora abre los ojos y escríbelo, para que lo lleves a la mente racional y concreta. Anota donde estuviste, qué percibiste, qué hiciste, cómo estaba el clima, el lugar, el país, etc.

Realiza una construcción imaginaria y vívida de tu día perfecto. La imaginación es la raíz de todo lo que hacemos y por lejos es la herramienta más poderosa para tener éxito. Para aprovechar y percibir las oportunidades de que la vida ofrece, necesitas poder imaginarte más próspero, con mejor salud, más feliz o lo que quieras. De otra manera, las probabilidades de lograrlo serán muy escasas.

Tu mente necesita "ver" los resultados de tus acciones antes de que te permita aplicar tu tiempo y esfuerzo esforzándote para ellos. Las imágenes y la repetición constante, son el lenguaje por el cual comprende nuestra  mente. Ella  no discrimina ni distingue si algo es real o imaginario. Si lo imaginas, la mente lo percibe como una realidad y pone en acción a todo tu ser para cumplir lo que se “graba” en ella. Todos nosotros nacimos con la capacidad de usar esta mente, todos nacimos con un enorme poder imaginativo, pero en la mayoría se marchita a medida que se va logrando la madurez.

Es posible recuperar tu habilidad de imaginar comprometiendo todos tus sentidos. Solamente es cosa de práctica. Si tus metas son positivas y altruistas, será mucho más fácil lograrlo.

¿Cuánto tiempo dedicas al día para tus sueños? Quizá te encuentres como la mayoría: ¡no dedicas tiempo a tus sueños! Y si es así, ¿cómo podrías esperar que se hagan realidad en tu vida? Solamente cuando tu visión sea absolutamente clara y nítida, podrás llegar allí. Solamente cuando lo imagines cada día, de tal modo que tu mente se sature con este sueño y así, cada día, realices actividades para lograrlo. Empieza imaginando el final, el término de tus sueños, no cómo los lograrás. No te imagines caminando hacia algo, si no sabes a dónde quieres ir. Imagina primero a donde llegarás. Tu poderosa mente interior llevará luego tus pasos hacia allí.

Para conseguir prosperidad y felicidad; para lograr tus metas, tienes que:

  • Saber exactamente donde empiezas y donde quieres terminar.

  • Creer intensamente en lo imposible y que todo, con el esfuerzo, dedicación y tiempo necesario, se puede lograr.

  • Eliminar los miedos y temores, a pesar de todo lo que te pudieran decir en contra tu familia y tus amigos.

  • Tener presente que tus sueños son tuyos, no son los de los demás, no son los de tu familia, ni son los de tus amigos. ¡Son tus sueños!

  • Atreverte a ir más allá, a crear nuevas experiencias. Basta comenzar con pasos y cambios pequeños, los que se transformarán en grandes cambios en el futuro.

 ¡Es el momento preciso para crecer, para cambiar tu vida y ser todo lo que puedes ser!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No te Resistas, Visualizate

 

La resistencia detiene el flujo natural de energía, impulso y motivación de tu ser y provoca estados tensionales. Generalmente esta resistencia paraliza, o si logras seguir avanzando, es a costa de un empleo enorme de esfuerzo y energía. Es como pretender hacer avanzar un automóvil con el freno de mano puesto.

¿Y en qué ocasiones produces una resistencia? La generas cuando piensas, con ansiedad,  en algo que deseas y de lo cual, obviamente, careces. Puedes notar rápidamente sensaciones de resistencia en el cuerpo. Se puede manifestar como miedos, frustraciones, enojos o dudas.

Cuando quitas el freno de mano en tu vida, liberas la resistencia y puedes avanzar de manera fluida y fácil. Sin la resistencia obtendrás lo que deseas.

Cuando piensas en lo que te hace falta, generas sentimientos de frustración y enojo, como hemos señalado. Tu mente se fija en lo que no tiene y no disfruta lo que ya tiene. Los sentimientos perturbadores que se generan no existen objetivamente, sino que han sido creados por la mente. Los sentimientos y emociones están allí, en la mente, no fuera de ti. Y cuando los sentimientos perturbadores persisten en el tiempo se van quedando en el fondo de la mente, generando esquemas mentales y emocionales inadecuados para tener una buena calidad de vida.

No hay ningún problema para lograr lo que quieres, lo que hay son sentimientos y emociones inadecuadas que crean una fuerte resistencia para conseguir tus metas.Los problemas no están fuera, están dentro, provocados por la resistencia.

Mientras más te concentras en lo que no tienes, más te paralizas y más te frustras. Por lo tanto, menos lo consigues.

 Hay que  encauzar las emociones de manera positiva transformándolas así en la energía que te impulsará a seguir adelante y a no rendirte. Piensa que en determinadas situaciones y circunstancias podemos tener a varios individuos involucrados, sin embargo la reacción que tendrá cada uno será diferente, desde quien se paraliza y se siente fracasado hasta quien utiliza el obstáculo o la situación para renovar sus esfuerzos y compromisos. La diferencia está en la actitud interior, en la mente, no en los hechos externos.

Cualquier obsesión se vuelve  resistencia en tu marcha por la vida. Si quieres más dinero y piensas obsesivamente  en ello, te ilusionas falsamente en todo lo que harías si lo tuvieras manteniendo en tu mente pensamientos de pobreza y el resultado es que te frustras, te sientes desgraciado y carente, te sientes luchando inútilmente y los problemas se presentan y aumentan. Esto no cambiará hasta que dejes de resistir.

¿Has sufrido algún desengaño amoroso? Mientras más tratas de liberarte del dolor, más te duele. ¿Te sientes estresado? Mientras más piensas en esto más te estresas. ¿Sientes inseguridad de presentarte ante el público? Mientras más piensas en ello, más te avergüenzas anticipadamente, tu cuerpo reacciona con estrés, transpiración, agitación y parálisis y más te cuesta exponer tus ideas ante los demás.

¿Cómo liberarte?

Piensa y visualízate ya logrando las metas. No te ocupes de los medios o caminos que seguirás para lograrlos, ni mucho menos pienses cuánto te puede faltar. Juega a imaginar que ya lo tienes en abundancia. Imagínate siendo lo que quieres ser, muchas veces al día. Y deja a tu poderosa mente interior que te vaya dirigiendo hacia donde quieres. Contémplate feliz y disfrutando lo que quieres.

Cuenta tus logros. Vive consciente de lo que has aprendido y logrado en tu vida. Agradece lo que la vida te ha dado y agradece a los individuos que te han apoyado o enseñado.

Vive en la abundancia. El universo o la creación es extraordinariamente abundante. Todo está dado con una enorme generosidad. Para que tú existas, el universo se tomó veinte mil millones de años de formación, con miles de millones de estrellas. Para que nacieras, se emplearon por lo menos de 300 a 500 millones de espermatozoides en cada unión para que uno sólo de ellos se desarrollara y nacieras. ¡Naciste ganador! Entra en contacto reflexivo con la naturaleza y observa el enorme derroche de energía y cambios alrededor. Tú formas parte de esa abundancia, tú eres el recipiente de esa enorme cantidad de energía, tú eres el producto de ella, y puedes disfrutarla si dejas fluir y dejas de resistirte.

Tú eres uno ser humano muy especial y único en este abundante universo.

 

 

 

 

 

 

 

 

El poder del Pensamiento

 

El camino para el éxito y la felicidad comienza cuando creemos que es posible que comience.
Cuando decidamos tomar el mando de nuestra vida y dejamos la actitud fácil y cómoda de permitir que sean los demás quienes nos digan lo que  debemos hacer, lo que debemos elegir y lo que no tenemos derecho a conseguir en ese momento comenzaremos nuestro verdadero desarrollo mental 
La mente es extraordinariamente poderosa. De tanto decirse a sí mismo que no se es capaz, que no se es inteligente, que no se tienen habilidades, que se nace pobre, que la vida es complicada, que venimos a sufrir…, etc., de tanto decírselo, ¡se cumple! La mente  nos guía y nos impulsa a hacer exactamente lo que se le dice reiteradamente.
Nuestra mente responde siempre  de manera precisa a la auto imagen y al auto concepto de nosotros mismos.
Cuando nos  llega el momento de hacer la elección para llevar el cambio individual a un nuevo estado, podemos  hacerlo en nuestra posición de causa, si no, es que estamos en posición de efecto, esperando a que el cambio aparezca inesperadamente y por acciones no controladas. 
Nosotros somos lo suficientemente inteligentes para no tener que vivir una vida en la que el desarrollo individual venga impuesto desde fuera. Gran parte de lo que llamamos crecimiento es, en los hechos, la consecuencia de haberse enfrentado directamente a los cambios y lidiar  exitosamente con ellos.
El poder dar un rumbo exitoso y nuevo a nuestra vida depende solamente de nosotros, de nuestra mente. Es una cuestión de decisión y elección.!Deja de justificarse por el pasado y las circunstancias, vive intensamente el presente y  de esta manera , construye y genera un  futuro distinto .